santa librada

 

Foto de: sertv.gob.pa

Prólogo. Con el fin de responder a la solicitud del actual párroco de Santa Librada de Las Tablas,Rev.P.Edwin Nieto Quintero y de algunos feligreses, me atrevo a presentarles los datos más relevantes relacionados con nuestra venerada patrona,  a fin de que conociendo mejor y a ciencia cierta lo que los historiadores serios y responsables han recopilado con espíritu crítico,  se acreciente nuestro cariño y nuestra devoción a esta ilustre mártir de los primeros siglos del cristianismo y no nos contentemos con “utilizarla” sólo  para pedirle milagros y favores.

Es necesario conocer a nuestros santos para aprender de ellos a amar a Cristo y a serle fieles. Recordemos que la vocación de todo cristiano es vocación a la santidad (Efes.1,3-5). Esa santidad se debe lograr siguiendo a Cristo, amándole a él y al prójimo con toda el alma y con todo el corazón, pero cada uno en su tiempo y en sus propias circunstancias según la vocación específica recibida de Dios. A este respecto, el Papa Francisco, nos recuerda en su exhortación apostólica Gaudete et Exultate en el numeral 10 lo siguiente: «…lo que quisiera recordar con esta exhortación es sobre todo el llamado a la santidad que el Señor nos hace a cada uno de nosotros, ese llamado que te dirige también a ti: «sed santos, porque yo soy santo » (Lv 11,45)».  Santa Librada fue bautizada y aceptó el reto de vivir el programa del cristiano hasta coronar su carrera con el martirio derramando su sangre por Cristo.

Siento la obligación de advertir a los lectores de este resumen histórico, que todo lo que los más prestigiosos historiadores nos presentan sobre Santa Librada no va a satisfacer plenamente nuestra legítima curiosidad y el normal anhelo de conocer detalles de nuestra patrona.

Y esto es comprensible habida cuenta de la distancia que nos separa en el tiempo de estos santos y no siempre se cuenta con documentos completos,auténticos y fidedignos como todos quisiéramos tener.

Sin embargo, la historia de la Iglesia dispone de muchos escritos de sus primeros tiempos y sobre todo las narraciones de muchos martirios que tuvieron lugar en todo el territorio del imperio romano.Además, existen también numerosas lápidas con inscripciones que dan fe de la existencia de nuestros santos y sobre todo del culto que los primeros cristianos,movidos por la admiración y el testimonio que dieron, les tributaron. 

Recordemos también que la época de los primeros siglos de la Iglesiase distingue por las continuas y sangrientas persecuciones contra los cristianos porque se resistían a reconocer al emperador como su SEÑOR y afirmaban con fe y valentía que el único y verdadero Señor es Cristo. Además, se daban constantes luchas fratricidas de pueblos o tribus tratando de conquistar tierras y poderes temporales. 

Teniendo en cuenta estos escenarios,  los investigadores han tenido que contentarse con lo poco que encontraron y especialmente recoger los datos seguros sobre tradiciones y celebraciones litúrgicas de los santos y no hay que descartar que por el deseo de conocer detalles sobre los santos , talvez con buena voluntad y sobre todo con mucha imaginación, algunos inventaron leyendas, fábulas y mitos, que en ciertos lugares y épocas fueron aceptados como verdades, y no pocas veces hicieron daño a la devoción popular. Por eso es importante tener mucho cuidado y discernimiento para acoger lo que los historiadores críticos y serios nos ofrecen.

He procurado adentrarme cuidadosamente y con mucho interés en la Obra del famoso y moderno historiador italiano Attilio Bislenghi,quien en el año 2003 publicó el más reciente estudio crítico sobre Santa Librada llamado:” LUCES Y SOMBRAS MIL AÑOS DE AMOR Y DEVOCION A SANTA LIBRADA”. Este investigador se dio a la tarea de estudiar buena cantidad de autores antiguos y modernos descartando con argumentos científicos lo que era fábula y lo que tenía certeza de verdad.

De este autor, el canónigo y archivero de la catedral de Sigüenza Monseñor Felipe Peces R.ha escrito lo siguiente:”El libro de Attilio Bislenghi es una pieza fundamental tanto para el especialista como para el curioso que quiere asomarse al estudio histórico de Santa Librada. Nadie ha estudiado hasta ahora a Santa Librada con sus verdaderos tonos y matices. Ha hecho un magnífico trabajo de investigación sobre Santa Librada. Attilio ha escrito este libro histórico con erudición.

 En él ha volcado su acendrada devoción a Santa Librada para que no se pierda la memoria de su devoción multisecular en la Diócesis de Sigüenza y allende los mares”.

                  QUIEN FUE Y DE DONDE ERA SANTA LIBRADA

Nuestra patrona santa Librada vivió en la primera mitad del siglo IV en el sur de Francia en lo que en esa época era un territorio (pudo ser condado, principado o algo similar)conocido con  el nombre de Aquitania.En esa región se encuentran hoy las ciudades de Burdeos, Tolosa, Marsella etc.

Aquitania fue convertida en Ducado en la época carolingia, pero en el siglo XII pasó a ser propiedad de Inglaterra y más tarde en el siglo XV volvió a ser propiedad del reino de Francia.

Además, tengamos en cuenta que hubo otra santa con el mismo nombre de Librada o Liberata durante el siglo V en Italia, que se distinguió por su servicio a los pobres y necesitados.Murió piadosamente en un convento.

No faltaron también autores que afirmaron que Santa Librada había nacido en la península Ibérica y que había sido martirizada en esas tierras, hasta aseveraron que era una santa gallega.Esto ha sido ya aclarado suficientemente, gracias a los datos que llegaron a Sigüenza en el siglo XII cuando trajeron a esa catedral los restos de nuestra santa mártir.

Se desconoce el lugar exacto de su nacimiento y de su martirio sin embargo es aceptado como muy probable que Santa Librada fue martirizada junto a otros tantos mártires durante la persecución del emperador romano Dioclesiano quien reinó entre los años 284 al 305 de nuestra era y aunque abdicó, murió en el año 313.Su reinado fue muy cruel contra los cristianos y a su época se le conoce como la “la época de los mártires”.

Otros autores opinan que la santa fue ejecutada un poco más tarde durante la invasión de los bárbaros visigodos al mando del Rey Valli, llegados a la región de Aquitania por los años 418 y establecidos en lo que hoy son las ciudades francesas de Burdeos y Tolosa.

La dominación bárbara de Aquitania duró hasta el año 507 d.C.No se descarta la posibilidad de que la santa haya sido hija de un reyezuelo o jefe de tribu visigoda. Esa tribu visigoda no era totalmente católica pues se había adherido a la herejía de los arrianos quienes negaban la divinidad de Cristo. Se podría entonces suponer que Librada y un grupo de cristianos por mantenerse fieles a la fe católica hayan sido ejecutados.

Lo cierto es que después del año 507 llegó otra invasión a Aquitania,los francos, los cuales no eran herejes y entablaron estrecha relación con la Iglesia Católica.

              PRIMER SEPULCRO DE SANTA LIBRADA

Hay que tener en cuenta que el Papa Félix I (años 209-274) por un decreto recomendaba celebrar las Misas sobre las tumbas de los mártires y es muy probable que los restos de Santa Librada hayan servido para consagrar la Iglesia llamada de Saint Martin de Montmart cerca del presunto lugar del martirio de nuestra santa, una villa de fundación romana cuyo nombre se desconoce, hoy desaparecida.

En los tiempos del gran emperador de occidente Carlo Magno, quien reinó del año 768 al 771 los restos fueron trasladados a un nuevo edificio o capillita. Junto a este lugar o capillita se fundó un pueblito con el nombre francés de “Sainte Livrade -sur Lot”.

Después de un largo silencio encontramos en el siglo XIV el cuerpo de Santa Librada en la Iglesia parroquial del pueblo llamado “Mazeres -sur L Adour, parroquia de St.Jean de Mazeres  situada en lo que hoy es parte de la Diócesis de Tarbes-et-Lourdes. Sobre la cubierta de la caja están grabadas estas frases en lengua latina y con caracteres góticos:traducidas dicen;

“Sea conocido portodos, que el Rev.Padre en Cristo Pierre Raymond de Mombrun, por gracia de Dios, Obispo de Tarbes, dispuso que el venerabilísimo cuerpo de la Virgen y mártir Santa Librada fuese trasladado desde el lugar donde se encontraba, a la Iglesia parroquial de S,Jean de Mazeres de la Diócesis de Tarbes, en presencia del clero, del pueblo y de una muchedumbre de fieles en el año 1342 y con reverencia y honor se encerró en esta caja”.

En el año de 1117 la Iglesia de Sainte Livrade Sur Lot había sido elevada a la categoría de Priorato de los monjes benedictinos y donada más tarde o puesta bajo la responsabilidad del Gran Monasterio llamado de “Sancti Roberti Casae Dei”(monasterio de San Roberto casa de Dios) mediante Bula del Papa Calixto II fechada 1º.de julio del año 1120 siendo Abad Etienne de Moncoeur.En 1122 el Duque de Aquitania Guillermo el Joven reconoció la validez de esta disposición.

La historia documentada de Santa Librada se inicia alrededor del año 1120 período importante para la Iglesia debido a la expansión por toda Europa de las Órdenes monásticas.

  EL TRASLADO DE LOS RESTOS DE SANTA LIBRADA A SIGUENZA.

Lo primero que hay que tener en cuenta para entender mejor este nuevo capítulo es lo siguiente:

En el año 909 nace en Francia una famosa Abadía en Cluny(es decir un gran monasterio cuya cabeza es un Abad,como si fuera Obispo,con mando y jurisdicción sobre algunos territorios y otros monasterios de menor categoría) en la región de Saona y Loira dentro del Ducado de Aquitania cuyo jefe era el Duque Guillermo.

Un prior mayor de esa abadía llamado Odón de Lagery fue elegido Papa el 2 de marzo de 1099(y gobernó la Iglesia hasta el 29 de julio de 1118) y se llamó Urbano II.

En esos tiempos se inicia en España la reconquista de Castilla del dominio de los moros(musulmanes) y en el año de 1124 fue creada la Diócesis de Sigüenza en esta región y fue nombrado como primer Obispo Don Bernardo de Agen.

Don Bernardo había llegado de la Abadía de Cluny con su tío llamado también Bernardo quien fue Obispo de Toledo y se supone que fue su gran colaborador.Otros monjes llegados también de ese famoso monasterio de Francia(Cluny) fueron nombrados Obispos en algunas Diócesis españolas como en Osma,Segovia,Palencia etc.

Este primer Obispo de Sigüenza,Don Bernardo de Agen había nacido en Aquitania en 1080 y era de familia acomodada. En 1122 acompañó como Capellán al Rey Fernando VII. Este Rey reconquistó a Sigüenza del dominio de los moros.

Nombrado primer Obispo de Sigüenza naturalmente tuvo la feliz iniciativa de traer parte de los restos de Santa Librada para colocarlos en la Catedral que debía construir ya que conocía muy bien la devoción a Santa Librada en su región de origen y además daba cumplimiento a lo dispuesto por el Papa Félix I.Este Obispo murió en 1152 sin haber podido iniciar la construcción de la Catedral.

Lo sucedió en la sede episcopal su sobrino Don Pedro de Leucate y muy probablemente éste dio inicios a la construcción de la Catedral. Al morir el Obispo Leucate le sucede el Obispo Cerebruno de Poitier en el año de 1156.

Se estima que éste fue el Obispo que convenció al prior del monasterio de Sainte-Livrade(custodio de los restos de S. Librada para que le cediera al menos una parte de los restos de esta mártir.Este monasterio dependía jurídicamente de la Abadía de Casa-Dei.  Hay que recordar que los cuatro primeros Obispos de Sigüenza eran de origen francés.

Es muy probable que esas reliquias fueran traídas a Sigüenza en la primera mitad del siglo XII. También podemos suponer que otras de las razones por las que fueron donados estos restos fue el temor de que fuesen profanadas o saqueadas durante las constantes guerras y sería un privilegio ser colocadas en una Iglesia Catedral.

Ya los restos de Santa Librada llegados a Sigüenza fueron depositados en la Iglesia de Santa María la Antigua también llamada Santa María de Los Huertos, en la parte más baja y en un tiempo la más poblada de la ciudad.

En el año de 1181 los restos fueron trasladados a la Catedral todavía en construcción y colocados en la llamada Sala Capitular(el salón donde se reúnen los sacerdotes con el título de canónigos para la oración y sus reuniones).Medio siglo más tarde, fueron trasladados a la cripta debajo del altar mayor.

En febrero de 1250 el Papa Inocencio IV concedía cuatro días de indulgencia a los fieles que en la fiesta de Santa Librada- el 18 de enero, fiesta de su martirio- visitaran a su nuevo templo de Sigüenza dedicado a la Bienaventurada Virgen María.He aquí la traducción del latín al castellano de parte de la mencionada Bula:

“Inocencio,siervo de los siervos de Dios, dirige el saludo y la bendición apostólica al prior del Cabildo de la Iglesia seguntina sus hijos predilectos.

Deseosos, a fin de que vuestra Iglesia dedicada a la B. Virgen María, en la que según se afirma descansan los cuerpos de los santos Sacerdote y Librada, sea visitada con justa solemnidad por todos aquellos que, arrepentidos y confesados, irán a aquella misma Iglesia cada año en la festividad de la Virgen y de los antedichos santos…”

Un nuevo traslado se realiza a principios del siguiente siglo siendo Obispo Don Simón Girón de Cisneros- 1301-1326-.

Debido a las obras de construcción de la Catedral los restos de Santa Librada son colocados cerca del Altar Mayor en una urna de plata repujada hecha en Florencia(Italia).

El sucesor del Obispo Cisneros, Fray Alonso Pérez Zamora construyó en 1332 la primera capilla con altar dedicado expresamente a Santa Librada. 

Un nuevo traslado tuvo lugar en 1508 siendo Obispo D. Bernardino López de Carvajal(1495-1511), y se abrió la puerta llamada del “pórfido” que comunica la Catedral con el actual claustro.

Llegó después el Obispo Fadrique de Portugal nombrado por el Papa Julio II. Este Obispo emprendió una radical reconstrucción de la Capilla de Santa Librada construida bajo el episcopado del Obispo Pérez de Zamora e hizo levantar para la Santa un suntuoso altar de estilo renacentista,plateresco, y para él un segundo altar-sepulcro que constituye uno de los más grandiosos monumentos renacentistas de la época en toda España.

Este Obispo fue transferido después como Arzobispo de Zaragoza.

Este altar iniciado por el Obispo Fadrique de Portugal fue completado por su sucesor el Obispo García de Loayza y así se pudo llevar a término el ansiado traslado de las reliquias de Santa Librada a donde se encuentran actualmente.

  QUE SUCEDIÓ EN ESTE ULTIM0 TRASLADO (1537)

La víspera del traslado de las reliquias de Santa Librada a su altar propio fijada para el domingo 15 de julio aconteció un hecho extraordinario del que hablan las fuentes de la época, lo que contribuyó a fomentar más la devoción a Santa Librada.

El 14 de julio, víspera de las festividades del traslado, una jovencita llamada Mencía Montoya, quien desde algunos años padecía de unos quistes en el cuello y la cabeza, enfermedad agravada ulteriormente por unas treinta aplicaciones de cauterio que le habían practicado sin obtener resultado positivo, sino que la dejaron casi paralizada, insistió para que la llevaran ante el cuerpo de la Santa y ser tocada por una de las reliquias.

Obtenido el anhelado permiso, la joven fue acompañada hasta la capilla de las reliquias donde estaba custodiado el cuerpo de la Santa y allí le pusieron un hueso del cráneo de Santa Librada sobre sus innumerables cicatrices producidas por el cauterio y sobre los otros quistes que todavía molestaban a la joven.

Pocas horas más tarde, improvisada e inexplicablemente la joven quedó curada, quedándole sólo algunas señales de las muchas quemaduras y ciertas oquedades donde antes tenía los quistes.(ver Archivo de la Catedral de Sigüenza). Esto dio lugar a muchas solemnidades y ceremonias que duraron cinco días.

Con ocasión de este traslado de 1537,los miembros del cabildo habían decidido abrir la urna el día 13 de julio.

 En un artículo de don Juan Atonio Martínez Gordó, cronista oficial de Sigüenza, publicado en la revista ABSIDE, en agosto de 1988,No.5,en la página 21 leemos lo siguiente:

“con motivo de la translación- que dio pie al cambio de la celebración de la festividad de la Santa del 18 de enero -aniversario de su martirio-al 20 de julio-aniversario de su translación-tiempo más propicio para las celebraciones festivas al aire libre con romerías y gran mercado, se hizo un reconocimiento de las reliquias contenidas en el arca de madera que adorna el arca de plata, y se aprovechó para extraer del mismo numerosas reliquias para donaciones, así como los huesos de su cabeza y guardarlos en cofre de plata dentro de un busto relicario de la Santa en la capilla de las reliquias.Después de ese último traslado y del proceso verbal, se efectuó otra apertura en el año 1616 a instancia del Obispo D.Sancho Dávila de Toledo quien con sincera devoción cada día iba caminando desde su residencia hasta la Catedral para celebrar la santa Misa en el altar de Santa Librada.

El arca fue abierta después en agosto de 1826 a solicitud del Rey Fernando VII y su esposa María Josefa Amalia de Sajonia quienes vinieron a Sigüenza a pedir descendencia pues ella era estéril. La Santa no creyó oportuno escuchar la oración de la joven Reina y a los tres años murió sin dejar hijos. Pero el Rey pronto se casó de nuevo (y ésta era la cuarta vez) con María Cristina de Nápoles y ésta sí le dio descendencia al Rey.Nació una niña que heredó el trono y fue Isabel II.

Durante la guerra civil de 1936, la ciudad de Sigüenza fue hostigada desde julio hasta octubre por las fuerzas republicanas,que se atrincheraron en su Catedral-fortaleza,pero después el ejército nacional,para desalojar a los republicanos no dudó en bombardearla.

Al concluir los combates el castillo episcopal quedó completamente destruido, la catedral gravemente dañada y muchas otras viviendas e Iglesias completamente destruidas.Las fuerzas republicanas saquearon y profanaron los templos y como supremo odio contra el clero, torturaron y asesinaron al Obispo D.Eustaquio Nieto y Martín.

Después del conflicto el nuevo Obispo D.Luis Alonso Muñozyerro inició la restauración de la Catedral y se propuso abrir de nuevo el arca de los restos de Santa Librada la cual milagrosamente no había sufrido ningún daño.

Dicha apertura se inició el 14 de octubre de 1946 y se comprobó que no había ninguna señal de violencia.

ALGUNAS CONFUSIONES INTRODUCIDAS A LA VIDA Y DEVOCION A SANTA LIBRADA.

El mismo historiador Attilio Bislenghi, en el cual es basado este pequeño trabajo nos hace esta advertencia: «Es necesario proceder con mucha prudencia, porque las noticias sobre las vidas de los santos difundidas con ligereza o – peor – con fraudulencia, pueden provocar daños irreparables en su devoción y amenazar la supervivencia del culto mismo».

Muy probablemente a raíz de la reforma del calendario litúrgico después del Concilio Ecuménico Vaticano II cuando se hizo una revisión y un ajuste a las fiestas de algunos santos se corrió una falsa alarma de que Santa Librada no había existido.

Hay que saber que en la Iglesia hay miles y miles de santos, a Dios gracias y siempre los habrá, algunos canonizados oficialmente y otros no.Además, como es imposible celebrarlos todos en todas partes(sólo tenemos 350 días en el año), la Iglesia sabiamente ha establecido que unos se celebren en unas regiones solamente según el origen y la influencia que tuvieron; otros en todas partes(en la Iglesia universal) como es el caso de los Apóstoles y otros santos y santas según su trayectoria y su influencia en todo el mundo.Así tenemos por ejemplo a San Agustín,a santa Catalina de Siena,San Francisco de Asís y muchos otros.

Hay que añadir a esto que a veces la piedad popular con el anhelo de conocer pormenores de sus santos tergiversa los datos históricos y llegan hasta a inventar fábulas sobre sus vidas y falsos milagros.Tenemos por ejemplo el caso de San Lázaro,el cual a raíz de una parábola de Jesús sobre el rico Lázaro y el pobre Epulón algunos le rezan a ese personaje que no existió-fue simplemente un ejemplo que nos dio el Señor para enseñarnos lo malo que es apegarse a los bienes materiales.El verdadero San Lázaro es el hermano de Marta y María a quien Jesús resucitó.

La tradición dice que después acabó siendo Obispo de Lyon en Francia. Lo mismo se podría decir del “hijo pródigo” el cual se menciona en el Evangelio, pero fue una parábola.

Además, no faltan hoy día afirmaciones sobre algunos santos con “noticias pescadas en el maremágnum del Internet.

Existe una obra conocida como “Enciclopedia Cattolica” en donde hay una gran cantidad de datos inexactos.

Otra obra que ha sembrado confusión sobre Santa Librada es la conocida como” Bibliotheca Sanctorum”.Hay que mencionar también la obra “Enciclopedia Universal Europeo-Americana”,edición de 1917.Aquí se puede leer lo siguiente:”el 28 de enero se conmemora en Aquitania a Santa Librada,que parece ser la misma que el 20 de julio es venerada en Portugal y España con el nombre de WILGEFORTIS”.Este nombre “WILGEFORTIS” es una santa hipotética fruto de una leyenda.

A este respecto transcribo textualmente lo que afirma el historiador Bislenghi:” en la mitad del quinientos, los compiladores de martirologios alemanes, holandeses y flamencos habían entremezclado arbitrariamente las figuras de Wilgefortis y Librada que las identificaban con una sola.La confusión se transmitió al Martirologio Romano del 1583 y se conservó en todas las ediciones siguientes.Sin embargo, según G.Schnürer   y JH.M.Ritz que se han ocupado de Wilgefortis  y sus tradiciones, ya los primeros holandistas habían hecho notar las tentativas de los “falsarios” españoles  de unificar la figura de  Wilgefortis  con la de Santa Librada. En el siglo XVII se quiso situar el lugar del martirio en Galicia(Lusitania) y las dos tradiciones se han mezclado posteriormente”.

Debido a estos errores y confusiones la Santa Sede desplazó en 1961 el patronazgo de Santa Librada sobre la Diócesis de Sigüenza, pero cinco años más tarde,siendo Obispo Don Laureano Castán Lacoma,ante la defensa de la verdadera historia de Santa Librada hecha por el cronista oficial de Sigüenza(ya citado)Don Antonio Martínez Gómez Gordó-se obtuvo del Papa,hoy beato y próximamente canonizado,Pablo VI la restitución del culto a Santa Librada y su patronazgo segundo sobre Sigüenza.

Un dato interesante para nosotros es el hecho de que en 1982 se firmó un hermanamiento entre las ciudades de Sainte-Livrade-Francia-y Sigüenza-España- unidas por el lazo histórico y espiritual de su santa patrona Santa Librada.

LAS RELIQUIAS DE SANTA LIBRADA EN SU TEMPLO PARROQUIAL DE LA CIUDAD DE LAS TABLAS.

Siendo Obispo de Chitré, el hoy Señor Cardenal José Luis Lacunza Maestro Juan,viendo la devoción y el cariño del pueblo tableño(y no sólo el pueblo tableño sino el de todo Panamá) para con Santa Librada,solicitó personalmente al entonces Obispo de Sigüenza S.R.R. MonseñorJosé Sánchez González una reliquia,mientras ambos participaban en el Sínodo de América en Roma en octubre de 1997.Este prelado respondió a Mons.Lacunza que según los reglamentos de la Diócesis se necesitaba el consentimiento del Cabildo catedralicio además de la solicitud formal hecha por escrito.

En enero de 1998 varios Obispos panameños fuimos a Cuba con motivo de la visita del Papa San Juan Pablo II a este país. Estando ya en La Habana todos los Obispos visitantes fuimos hospedados en el mismo Hotel.

Entre ellos se encontraba también el Obispo de Sigüenza Mons.José Sánchez González. Vi que la ocasión no podía ser más oportuna para recordarle a este hermano Obispo la solicitud hecha por Mons.Lacunza. A esto me respondió sonriendo y de manera fraterna y jocosa:” estoy dispuesto a darles todo el cuerpo”.Estas palabras, ese sentido de humor y amistad fraterna me hicieron comprender su total disponibilidad. Es fácil suponer que yo aproveché la magnífica coyuntura para ponerlo al tanto de lo que significa Santa Librada para los tableños y qué sucede acá(prueba de este diálogo fue que por lo menos quedó con no sólo el deseo de ayudarnos sino sobre todo con la curiosidad de venir a Las Tablas como en efecto sucedió).

En octubre de 2003 con motivo de una reunión en Roma viajé con el entonces Obispo de Chitré S.E.R.Monseñor Fernando Torres Durán.Acordamos pasar por España y visitar a los padres agustinos y a los seminaristas que estaban en El Escorial(la mayoría de los seminaristas eran panameños).

Fuimos bien atendidos por los padres agustinos,especialmente por el Superior de la casa el P.Antonio Iturbe, hermano del padre Iturbe quien había trabajado muchos años en Chitré y es nuestro gran amigo.

Preguntamos al superior si había la posibilidad de visitar la ciudad de Sigüenza y enseguida nos manifestó que, con mucho gusto,y hasta podía llevarnos él personalmente.Se llamó al Sr.Obispo de Sigüenza y nos dijo que nos esperaba al día siguiente (no dudo que la “moñona” intercedió a nuestro favor).

El día 15 de octubre salimos temprano hacia Sigüenza y en dos horas ya estábamos allá.El Sr.Obispo Sánchez nos esperaba en su residencia y nos recibió muy contento y nos llevó a la Catedral.Este era el objetivo de nuestra visita, sobre todo y especialmente para pedirle la reliquia.

Qué emoción conocer esa suntuosa catedral. La recorrimos con mucho interés admirando la especial arquitectura,los retablos, las imágenes etc.Pero el momento más esperado llegó y fue precisamente poder arrodillarnos ante el precioso altar lateral de Santa Librada y ver el sarcófago de mármol en la parte superior del retablo que contiene los restos de la Santa.Qué alegría ver con mis propios ojos lo que tantas veces había yo visto sólo en fotografías(sobre todo las traídas por el apreciado amigo Don Bolívar De Gracia).Allí conocimos al archivero de la Catedral el canónigo Monseñor Felipe Peces Rata quien me obsequió el precioso libro”Luces y Sombras”y tuvo la delicadeza de dedicármelo.

Como se comprende pudimos conversar largo y tendido, con el Sr. Obispo y con Mons.Felipe sobre la posibilidad de obtener para la parroquia de Las Tablas una reliquia de nuestra patrona, la Virgen y Mártir Santa Librada.

Después de compartir un sabroso almuerzo nos despedimos de Monseñor Don José Sánchez Gonzálezregresamos a Madrid abrigando la esperanza de que algún día (antes del fin del mundo por la tarde) pudiéramos tener en Las Tablas la tan anhelada reliquia.

A inicios del año 2006, el Señor Obispo de Sigüenza comunicó al Obispo de Chitré Mons.Fernando Torres Durán que finalmente, con todos los requisitos cumplidos, se había abierto el sarcófago con los restos de Santa Librada y que él mismo viajaría a nuestro país para entregar personalmente a la parroquia de Santa Librada de Las Tablas la tan anhelada reliquia.

Ante esta importante noticia se hicieron los preparativos en la parroquia de Santa Librada, a cargo en esa fecha de Mons.Eladio González, y toda la feligresía, para recibir la reliquia con la solemnidad y el protocolo que tan esperado acontecimiento ameritaba.Lo referente a la fecha y demás pormenores para la llegada a nuestro país del Sr.Obispo de Sigüenza,fueron arreglados por él mismo, el Sr.Obispo de Chitré y el párroco Monseñor Eladio González.Estando ya, el Sr. Obispo de Sigüenza, en la ciudad de Panamá, se hicieron los arreglos para llegar a la ciudad de Las Tablas el miércoles 8 de febrero de 2006.

Con el apoyo del Sr. Augusto Samuel Boyd contamos con su helicóptero que nos trajo hasta Chitré en la tarde de ese 8 de febrero y aterrizamos en el patio del cuartel de la policía nacional. Allí nos esperaba un vehículo que nos traería hasta la ciudad de Las Tablas.

Fue conmovedor ver a tantas personas apostadas a la orilla de la carretera que conduce hasta Las Tablas esperando el paso del automóvil en donde veníamos con la reliquia de Santa Librada; muchos agitando banderolas rojas y aplaudiendo como signo de devoción y cariño para con Santa Librada.

Al llegar a las primeras residencias de la ciudad de Las Tablas, descendimos del vehículo, ya que nos aguardaba una gran cantidad de fieles quecon entusiasmo y devoción, esperaban ese gran momento. Tenían preparada una carreta típica y bien adornada para la ocasión tirada por bueyes.De esa manera y al son de cánticos llegamos al templo parroquial y poco después se dio inicio a la celebración de la Eucaristía la cual fue presidida por el Sr. Obispo de Sigüenza Mons.Sánchez y concelebrada por Mons. Torres Obispo de Chitré,el Nuncio Apostólico Gianbattista Diquattro, Monseñor José Domingo Ulloa, el párroco Mons.Eladio González y este servidor.

El Obispo de Chitré dio la bienvenida al Sr. Obispo de Sigüenza, y cuando a éste le correspondió la homilía dio lectura al documento que prueba la autenticidad de las reliquias de Santa Librada, extraídos del sarcófago de la Catedral seguntina y traídos con mucho respeto y veneración hasta el templo colonial en donde se venera con tanto fervor a la Virgen y Mártir SanaLibrada, donde ella es patrona.

Es un deber ineludible de los católicos tableños guardar y preservar esta preciosa reliquia de primer grado, ya que se trata de un fragmento óseo de tamaño considerable y sabemos que en nuestro clima tropical, muchos objetos tienden a deteriorarse. Pero lo más importante es que el aprecio y la veneración devota de este tesoro nos permita amar más a Santa Librada, sentirla muy cercana a cada uno de nosotros y a nuestro pueblo y sobre todo que nos sirva de testimonio y estímulo para vivir nuestra fe cristiana con una mayor entrega a Cristo y un mejor servicio al prójimo.

Recordemos que una devoción que no nos lleve a Cristo es vana y se queda en puro folclor y sentimentalismo fugaz, como los fuegos artificiales. La verdadera devoción a Santa Librada debe significar más amor a Jesucristo y mayor compromiso en su Iglesia.

“ACTA DE LA EXTRACCIÓN DE LAS RELIQUIAS DE SANTA LIBRADA

VIRGEN Y MARTIR.

En Sigüenza, a diecisiete de enero de dos mil seis, habiendo precedido petición expresa y por escrito del Obispo de Chitré, República de Panamá, en la que solicita del Excmo. y Rvdmo. Don José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara, una reliquia de los huesos de Santa Librada, virgen y mártir, que reposan en la Catedral de Sigüenza, ya que la devoción a esta santa ha sido fuerza en la renovación religiosa de aquella diócesis y tiene honda repercusión en toda la Patria , y habiendo hecho el Obispo de esta Diócesis de Sigüenza-Guadalajara consulta al cabildo de la Catedral con respuesta afirmativa por parte de éste , en reunión de Cabildo del día uno de junio de dos mil cuatro.

 En presencia del Ilmo. Sr. D. Vidal Beltrán Beltrán, Vicario Episcopal de Curia y Presidente-Dean del Cabildo, del Muy Iltre. Sr. D. Felipe Peces Rata, canónigo Archivero de la Catedral y del Infrascrito Secretario General Canciller del Obispado, muy Iltre. Sr. D. Juan José Calleja Plaza , que firman este Acta, se procede  a extraer una reliquia de la urna que guarda  los restos de Santa Librada, después de abrir los candados colocados al extremo de las cuatro barras de hierro puestas a ambos lados y junto a los ángulos del sepulcro de la Santa , y de haber trasladado la urna a la Sacristía Mayor o de las cabezas.

Se pudo advertir que no aparecen señales de violación ni en el sepulcro ni en la urna introducida en éste. Se extrajo de la urna la reliquia con el número 14 y se introdujo en una caja que será trasladada a la diócesis de Chitré de la República de Panamá. Dicha reliquia responde a un fragmento tibial de diáfisis en su tercio superior de 11 centímetros y medio de longitud (lado izquierdo).

Aprovechando la apertura de la urna referida, se extrajo otra reliquia con el número 15 que responde a un fragmento de diáfisis tibial (mitad superior interna), sin poder determinar lado, con el fin de entregar algún fragmento a posibles peticionarios en un futuro.

Esta reliquia se guarda en una caja lacrada y con un ejemplar de esta Acta en la Capilla de las reliquias de la Catedral de Sigüenza.

Para el resto del contenido que existe en la urna nos atenemos a las Actas de los días catorce y dieciséis de octubre de mil novecientos cuarenta y seis.

En este acto estuvieron presentes también los Muy Iltres. Srs. Capitulares Don Marciano Somolinos de la Vega, D. Pedro Moreno Magro y el sacristán de la Catedral, D. Oscar Figueroa, que prestó sus servicios técnicos en la apertura de la urna.

En fe lo cual firmamos fecha” ut supra”.

Vidal Beltrán Beltrán

Presidente Deán del Cabildo.

Felipe Peces Rata

Canónigo Archivero

Juan José Calleja Plaza

Secretario Canciller.

Nota: se distinguen las firmas de puño y letra de las personas arriba descritas. Además, aparecen junto a los sellos del Obispado de Sigüenza y de la Parroquia de Santa Librada, Diócesis de Chitré las siguientes firmas de puño y letra: Fernando Torres Durán, Obispo de Chitré, José Sánchez Obispo de Sigüenza-Guadalajara, Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Panamá,José Dimas Cedeño Delgado, Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, Obispo auxiliar de Panamá y Eladio González, párroco de Santa Librada.

En el espacio antes de las firmas se puede leer en manuscrito esta frase:

Las Tablas, Diócesis de Chitré,Panamá,8 de febrero de 2006”.

Esta reseña fue entregada por Monseñor José Dimas Cedeño Delgado al párroco Rev. P. Edwin Nieto Quintero, el 30 de junio de 2018.

Doy fe,

Edwin Nieto Quintero, Pbro.

Párroco

 

Santa Librada
Patrona de Las Tablas
Nuestra Señora de la Asunción
Patrona de Santa María
Santo Tomás de Villanueva
Patrono de Pocrí
Santo Domingo de Guzmán
Patrono de Parita
Santa María La Antigua
Patrona de Santo Domingo