Madre fundadora de las Pequeñas Misioneras de Rosa Mísica visita la Comunidad de Chupampa

22 Febrero 2018
Publicado en Diócesis Etiquetado como

EL CARISMA DE LLEVAR LOS NECESITADOS A CRISTO COMO LO HIZO MARÍA

Durante este mes de febrero hemos tenido la visita de la Madre Hildegardis Pereira Nuñes fundadora de la comunidad religiosa de las Pequeñas Misioneras de Rosa Mística presentes en Panamá y específicamente en nuestra diócesis de Chitré, en la parroquia San Pedro de Chupampa.

Aprovechando su estadía, la he entrevistada para conocer un poco más de su vida y del carisma de esta institución, y confieso que he quedado fascinado de la historia que he escuchado.

Madre Hildegardis es originaria del Brasil y soñó desde niña de consagrarse al Señor. En la adolescencia entró en el claustro de las Benedictinas de Rio de Janeiro, pero su permanencia en el claustro era obstaculizada por problemas a los riñones y problemas visuales, con peligro de perder la vista. El espíritu de oración que desde niña la ha caracterizada y una sencillez evangélica excepcional obtuvieron la gracia de la sanación que le permitió quedarse en el convento con el cargo de portera. Gracias a este servicio tuvo la posibilidad de encontrar muchas personas humildes que tocaban a la puerta del convento para pedir ayuda. “¿Cómo es posible que le falte el necesario a estas personas si son hijos e hijas de Dios el cual provee el alimento a las aves del cielo y viste los lirios del campo?” Así ella pensaba, e invitaba todos a la oración, poniéndolos “en contacto” directo con el Señor, el cual podía darles una ayuda que no fuese simplemente la solución del problema de un día.

Poco a poco, a través de coincidencias providenciales -  como suele operar el Señor - algunas personas, entre ellas la Madre superiora del convento, la orientaron haciendo discernimiento sobre el carisma que ella manifestaba y ayudándola a iniciar una nueva comunidad religiosa al servicio de las parroquias y de las familias más necesitadas. Entre las anécdotas de los inicios está el apoyo de una benefactora, la cual soñó que tenía que donar un terreno a esta mujer entregada a Dios, sin saber que las religiosas no pueden poseer bienes personales. Al final, cuando, la situación evolucionó, y los superiores eclesiásticos concedieron el permiso de iniciar esta nueva comunidad de vida religiosa, ya se encontró con el terreno donde iniciar la casa para la comunidad.

Actualmente son 21 consagradas Pequeñas Misioneras de la Rosa Mística de las cuales una, la Hna. Teresita María Hidalgo Medina, es panameña. Llegaron a Panamá en el año 2014, invitadas por Mons. Rafael Valdivieso que había conocido personalmente la fundadora, y ejercen su obra evangelizadora en nuestra diócesis. Hasta la fecha había tres Hnas. en la parroquia San Pedro de Chupampa, corregimiento de Santa María de Herrera: Hna. Rosa María Borgen Santana, Hna. Clara María Daniela Pires de Castro y la ya citada Hna. Teresita María. Desde febrero, con la Madre Hildegardis, han llegado otras dos Hnas.: Hna. María Teresa Evangelista Silva y Hna. María Gabriela Rodrígues de Sousa, las cuales ayudarán en la Parroquia Santa Bárbara de Las Minas.

En el nombre de la comunidad “Pequeñas Misionares de Rosa Mística” está también el sentido de su misión: estar como María, Rosa Mística, al servicio de las parroquias y en especial de las familias más humildes para llevarlos a Cristo, que solo puede dar a todos el vino nuevo de la alegría y de la fiesta, así como sucedió en las Bodas de Caná, cuando María dijo a los siervos: “Todo cuanto él os diga, hacedlo”. (Jn 2, 5)

 

Capilla de SS.Sacramente en Guadalpe, parroquia de Nstra. Sra. del Rosario (Chitré)

El domingo 18 de febrero, ha sido un día especial para la parroquia del Santo Rosario de Chitré porque se ha inaugurado la capilla del SS.Sacramento en la Capilla de Guadalupe. Gracias a los esfuerzos de la comunidad y a los benefactores, se hace realidad el deseo de tener un lugar especial para el Señor presente en la Eucaristía y un punto de referencia para orar en silencio en la intimidad con el Señor.

Visto 2719 veces